GESTIÓN DE ARCHIVOS

El principal objetivo de un sistema de archivos distribuido es la integración transparente de los archivos de un sistema distribuido, permitiendo, compartir datos a los usuarios del mismo. En un sistema de archivos distribuido, cada archivo se almacena en un único servidor. Existen otros tipos de sistemas, como son los sistemas de archivos distribuidos con acceso paralelo y los sistemas de archivos paralelos qué distribuyen los datos de un mismo archivo entre diferentes servidores. El objetivo de éstos es mejorar el rendimiento en el acceso a los datos.
Un sistema de archivos distribuido se construye normalmente siguiendo una arquitectura cliente-servidor, con los módulos clientes ofreciendo la interfaz de acceso a los datos y los servidores encargándose del nombrado y acceso a los archivos. El modelo anterior consta, normalmente, de dos componentes claramente diferenciados:

• El servicio de directorio, que se encarga de la gestión de los nombres de los archivos. El objetivo es ofrecer un espacio de nombres único en el sistema con total transparencia de acceso a los archivos. Los nombres de los archivos no deberían hacer alusión al servidor en el que se encuentran almacenados.
• El servicio de archivos, que proporciona acceso a los datos de los archivos.




archivo.jpg


Métodos de acceso remotos

Existen tres modelos de acceso en un sistema de archivos distribuido.

• Modelo carga/descarga. En este modelo, cada vez que un cliente desea acceder a un archivo se transfiere en su totalidad del servidor al cliente. Una vez en el cliente, los procesos de usuario acceden al archivo como si se almacenará de forma local. Este modelo ofrece un gran rendimiento en el acceso a los datos, ya que éstos se acceden de forma local. Sin embargo, puede llevar a un modelo en el que un mismo archivo resida en múltiples clientes a la vez, lo que presenta problemas de coherencia.

• Modelo de servicios remotos. En este caso,: el servidor ofrece todos los servicios relacionados con el acceso a los archivos. Todas las operaciones de acceso a los archivos se resuelven mediante peticiones a los servidores, siguiendo un modelo cliente-servidor. Normalmente, el acceso en este tipo de modelos se realiza en bloques. El gran problemade este esquema es el rendimiento, ya que todos los accesos a los datos deben realizarse a través de la red.

• Empleo de cache. Este modelo combina los dos anteriores. Los clientes del sistema de archivos disponen de una cache, que utilizan .para almacenar los bloques más recientemente accedidos. Cada vez que un proceso accede a un bloque, el cliente busca en la cache local. En caso de que se encuentre, el acceso se realiza sin necesidad de contactar con el servidor.