SISTEMA OPERATIVOS DISTRIBUIDOS

Cuando se utiliza un sistema operativo distribuido, cada procesador en el sistema ejecuta una copia del mismo sistema operativo. El gran objetivo de un sistema operativo distribuido es hacer creer a los usuarios qué utilizan el sistema distribuido de que se trata de un gran sistema centralizado, es decir, ofrecer una visión única del sistema. Un sistema operativo distribuido pretende, por tanto, esconder el carácter distribuido del sistema.

Los objetivos que debe cumplir un Sistema Operativo distribuido:

  • Transparencia
  • Fiabilidad
  • Rendimiento
  • Capacidad de crecimiento
  • Flexibilidad


distribuido_1.jpg